miércoles, 10 de diciembre de 2008


Pero el amor, esa palabra... Moralista Horacio, temeroso de pasiones sin una razón de aguas hondas, desconcertado y arisco en la ciudad donde el amor se llama con todos los nombres de todas las calles, de todas las casas, de todos los pisos, de todas las habitaciones, de todas las camas, de todos los sueños, de todos los olvidos o los recuerdos. Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación de] amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero...

Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al verse. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto

5 comentarios:

nina dijo...

"no preguinto por las glorias ni las nieves, quiero saber dónde se van juntando las golondrinas muertas".

Buenas buenas!! Tanto tiempo...
Volvió Julio!! ^^
Un beso.

Nina

Nicolás dijo...

Estamos ensimismado con Cortázar, eh, jaja. Qué bien

Y, mirá, te recomiendo el libro que, al menos a mí, más me gustó: "Ensayo sobre la ceguera". Hace poco salió en el cine una peli que se llama 'Ceguera', basada en esta novela, pero es medio cualquiera.
y sino, "El evangelio según jesucristo" o "Las intermitencias de la muerte".
Esos quizás te atrapen más, sólo que, es cierto, la prosa de Saramago puede parecer, al principio, un poco complicada, más aún si es la primera vez que leés algo de él, pero cuando te acostumbrás te parece una prosa loable y elocuente.

Un abrazo.

joaquin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
joaquin dijo...

genial, genial.
no coincido en muchas cosas, pero la redacción francamente es alucinante.

cortázar es...
no encuentro las palabras,
pero digamos que cortázar es.

que sigas bien

Agos dijo...

Por dios tengo que leer ese libro ya! Más leo y más me encanta... Este extracto sobre todo. Tiene un noséqué que me pone la piel de gallina.

Un beso!